Ir a Baterías

Mitos y verdades de los sensores de exterior

Ariel Bertoa
Líder de Tecnología de STARX

Ya sea en una casa, una fábrica o un banco, la seguridad es un valor primordial y para ella el control del perímetro del área es clave. En ese sentido, los sensores de exterior, son la mejor herramienta. Pero también hay muchos mitos y verdades sobre estos dispositivos. ¿Los vemos? 

Como probablemente todo aquel que esté leyendo ya sepa, los sensores de exterior pueden ser detectores de movimiento infrarrojos, de microondas o de doble o triple tecnología. Se conectan con un panel controlador y dispositivos de alarma y suelen estar complementados con servicios de monitoreo y patrulla, barreras físicas (como cercos), y sistemas de control de acceso. Hasta aquí, todos de acuerdo. Pero…

MITO: Cualquier sensor sirve para ser instalado en el exterior.

En el exterior, como en una calle, terraza, depósito, estacionamiento, patio o jardín, por ejemplo, las inclemencias del clima pueden perjudicar considerablemente el funcionamiento de los sensores y,  en algunas instancias hasta activar falsas alarmas. Por eso, los sensores que se vayan a instalar en el exterior deben contar, como mínimo, con estas condiciones:

• Tener un factor de protección IP mayor a IP65. El grado de protección IP hace referencia a la norma internacional CEI 60529 Degrees of Protection​ que clasifica los grados de protección de las carcasas de contención de los dispositivos electrónicos vs. el polvo y el agua.

La interpretación básica es que a mayor grado de IP, más protección. En nuestro caso, una codificación de IP65  representa:

       • “IP” identifica al estándar Ingress Protection (“Protección de ingreso”)

       • El primer dígito detalla el nivel de protección ante el polvo. El “6” es equivalente a “El polvo no entra bajo ninguna circunstancia”.

       • El segundo dígito describe el nivel de protección frente a líquidos (agua), y en esta posición el “5” representa “Soporta chorros de agua de 12,5 litros por minuto, a una presión de 30kN/m2 y con una boquilla de 6,3mm, resistiendo la entrada de agua durante al menos 3 minutos”.

Poseer al menos dos detectores PIR, ser doble tecnología (PIR+Microondas), triple tecnología (doble PIR+ Microondas o PIR+MICROONDAS+ chip procesador) o ser QUAD PIR+Verificación Visual. ¿Por qué? Un solo PIR en el exterior no distinguiría las variaciones de luz solar o movimientos de hojas, por lo que generaría múltiples falsas alarmas. Por eso, es indispensable que sean dos detectores PIR, detector de doble o triple tecnología o un detector QUAD PIR+ Verificación Visual. Así, tendrán la precisión y sensibilidad pertinente para asegurar una excelente performance.

Contar con tecnología sensible a animales. En el exterior, los sensores están expuestos a la potencial presencia de animales como pájaros, gatos o perros que podrían generar falsas alarmas. Para eso, es importante que los sensores del exterior cuenten con tecnología que les permita ignorar a animales de hasta 40 o 55 kg.

Que posea resistencia EOL (Resistencia de Final de Línea). Está caracteristica es imprescindible en todo tipo de sensor, interior o exterior. Si cortan el cableado del sistema de seguridad, dispara una alarma de sabotaje. En general está presente en la mayoría de los sensores del mercado.

Incluir tecnología anti sabotaje para identificar cuando el sensor es intencional o no intencionalmente intervenido o tapado. Ya sea ante una imprudencia de un tercero, inclemencia del clima o la astucia de un invasor, los sensores de exterior deben poder detectar cuando su campo de visión fue tapado, cuando alguien o algo los desprende de su sitio o pretende abrir su carcasa. Para eso, estas dos funciones son vitales:

Anti enmascaramiento. Esta tecnología transmite al panel central y/o a la empresa de monitoreo una alarma específica para dejar en evidencia que el sensor requiere ser revisado porque su visor ha sido total o parcialmente tapado, por ejemplo, por un intruso con cinta o spray. 

Tamper. Los sensores que incluyen terminales tamper en sus carcasas tienen la capacidad de emitir una alarma cuando algo o alguien pretende despegar o desinstalar un dispositivo o abrir su estructura contenedora para intervenirlo.

Cualquier sensor que NO cumpla con alguna de estas condiciones ofrecerá una performance defectuosa, lo cual conllevará vulnerabilidad y, a la vez, inversiones adicionales para poder complementarlos o reemplazarlos. Por eso, a la hora de adquirir sensores de exterior es clave tener en cuenta esta información.

MITO: Los sensores PIR no funcionan para colocarse en exterior

La realidad, como vimos más arriba, es que los sensores con doble  PIR o un sensor de doble o triple tecnología funcionan perfectamente en el exterior gracias a que se complementan para evitar falsas alarmas.

MITO: “Sensores” y “detectores de presencia” son la misma tecnología.

Mientras que los detectores de presencia identifican únicamente un cambio en las condiciones que evalúan (temperatura, humo, movimiento), los sensores tienen la capacidad añadida de identificar las magnitudes o grados físicos o químicas de ese fenómeno sensado. Por ejemplo, un detector puede percibir que hay movimiento, mientras que un sensor puede configurarse para que haga sonar la alarma exclusivamente si dicho movimiento fue protagonizado por un ser vivo de más de 55 kg de peso. 

Esto permite que ignore falsas alarmas potencialmente producidas por gatos, pájaros o perros. De esta forma, los detectores de presencia o movimiento funcionan perfecto para encender luces o abrir puertas, pero los sensores son imprescindibles si se quiere instalar un sistema de seguridad que funcione apropiadamente en exteriores.

MITO: Los sensores de exterior se deben instalar siempre en las esquinas del área

En general, es aconsejable colocar el detector a una altura mínima de 1,8 metros e instalarlo en aquel lugar que le permita abarcar un mayor ángulo de detección. Sin embargo, la prioridad es, ante todo, seguir las recomendaciones de cada fabricante para obtener el mejor rendimiento de la tecnología de cada dispositivo

MITO: Los sensores de exterior inalámbricos son inseguros

Hoy en día los hackers o ciberdelincuentes tienen conocimientos y técnicas de hackeo y extorsión muy avanzadas por las cuales logran obtener grandes dividendos a costa de empresas y personas mediante estafas y sabotajes vía malware, phishing, adware, y ransomware, por ejemplo. Además, en el pasado a la comunicación inalámbrica se la consideraba poco profesional, por su inestabilidad en la conexión.  En ese sentido, es real que los sistemas electrónicos de seguridad corporativos o hogareños inalámbricos pueden ser intervenidos por intrusos. Sin embargo, hoy los protocolos de comunicación doble vía garantizan un nivel de seguridad máximo. Es así que los sensores inalámbricos CROW, por ejemplo, han sido homologados para su utilización en los sistemas de seguridad bancarios.

MITO: La barreras infrarrojas son inútiles como sensores de exterior

Las barreras infrarrojas, comúnmente denominadas simplemente “barreras”, funcionan con dos dispositivos, uno que proyecta haces infrarrojos y otro que los recibe con un foto sensor. Combinándolas, es decir, instalando más de un par a diversas alturas, se pueden generar “paredes” infrarrojas de hasta 250m de largo. Su sistema de alarma se activa cuando una persona, animal o elemento se interpone entre ellos, evitando de esa forma que el foto sensor perciba la señal del dispositivo emisor. 

Sin embargo, es importante destacar, como dijimos antes, que esta tecnología no tiene sensibilidad para identificar el peso o temperatura del elemento que se interpuso en su señal, por lo que, por ejemplo, una rama o una hoja, por más chicas o livianas que sean, si pasan por entre medio de estos dispositivos activarán la alarma. Además, una neblina, también podría activarla. Por eso, si

bien son más económicas y muy útiles y eficientes en muchos casos, en general, para tener una mayor precisión y evitar falsas alarmas se sugiere que los sistemas de seguridad complementen a las barreras infrarrojas o bien las reemplacen con sensores de mayor sensibilidad, como los repasados en este artículo, ya sean doble PIR, de doble o triple tecnología o de QUAD PIR+Verificación Visual. 

Entonces las barreras infrarrojas NO son inútiles como sensores de exterior, pero su colocación debe tener una justificación vinculada con las condiciones del espacio a monitorear y las necesidades del cliente.

Cabe destacar, que las barreras de microondas, por su parte, como funcionan con otra tecnología, tienen un método, capacidad de cobertura y performance distinto al de las barreras infrarrojas. Aunque también utilizan dos dispositivos, uno de emisión y otro de recepción, las señales que emite son de microondas, por lo que genera un área de protección ovalada tridimensional entre los sensores con un ancho máximo que ronda los 3 metros, dependiendo de modelo, y posee sensibilidad al peso para evitar falsas alarmas causadas por mascotas. Asimismo, las microondas, además de poder cubrir áreas de hasta 200 metros, pueden atravesar paredes, techos y hasta la tierra. Estas tecnologías vuelven a las barreras de microondas mucho más costosas que las barreras infrarrojas, pero a la vez las vuelven uno de los detectores de intrusión más seguros y precisos para la detección perimetral exterior. Es así que son utilizados comúnmente en prisiones, aeropuertos, depósitos de valores, y sitios militares, por ejemplo.

Para la instalación de un sistema de seguridad efectivo y fiable, los mitos entorpecen y encarecen cualquier solución. Por eso, un asesoramiento técnico especializado y productos de calidad, son los pilares de cualquier sistema de seguridad de excelencia. Desde hace más de 25 años, en STARX, ofrecemos exactamente eso, junto con la mejor financiación. A continuación, les compartimos nuestros sensores de exterior CROW  y Big Range que, por supuesto, no son mitos, son la realidad de la seguridad electrónica de punta. Además, por favor, no duden en contactarme si requieren nuestro soporte. Asimismo, los invito a que visiten nuestra sección de Productos para conocer nuestra amplia oferta de productos de seguridad y nuestra sección de Baterías, en la que encontrará la mayor variedad de acumuladores de energía.

Doble pir resistente a la intemperie

Fiabilidad inmejorable en entornos hostiles.

Ignora animales, pájaros e insectos

• Tecnología ASIC integrada

Comp autom de temp.

Inmunidad a la luz blanca Alta y a RFI y EMI.

IP54

Doble Pir Quad + Microondas, anti mascotas 55kg, rango de cobertura 90º ajustable dentro de 180º. Compensación de temperatura automática.

• Sensor Quad de doble elemento quad.

• Microondas K-Band (24.125GHz). Forma C (NC, NO, Común).

• IP65.

• Patrón de detección de cobertura de 90 ° ajustable dentro de 180 °.

• Carcasa de policarbonato de alta resistencia.

• Electrónica sellada y óptica.

• Compensación automática de la temperatura.

• Niveles de sensibilidad seleccionables por el usuario.

• Filtrado superior contra el sol y la luz blanca.

• Hasta 55 kg de inmunidad de mascotas.

Pir Quad + Microondas + Antienmascaramiento. Antimascotas 55 kg. Compensación de temperatura automática.

• Sensor Pyro Quad Element

• Banda X 10.525GHz / 10.687GHz. Forma C (NC, NO, Común).

• IP65 clasificado.

• Rango de detección de 15m WA a 2.4m de altura de instalación.

• Tasa de contactos de relé: 28Vdc, 0.1A.

• EN 50131 Certificado Grado 3.

• Hasta 55 kg de inmunidad de mascotas.

Detector de exterior inalámbrico de doble vía. Pyro sensor Dual Quad + Antienmascaramiento.

• Doble Quad Elemento Pyro Sensor.

• Anti-enmascaramiento.

• Patrón de detección de cobertura de 90 ° ajustable dentro de 180 °.

• IP65 clasificado.

• Carcasa de policarbonato de alta resistencia.

• Electrónica sellada y óptica.

• Compensación automática de la temperatura.

• Niveles de sensibilidad seleccionables por el usuario.

• Filtrado superior contra el sol y la luz blanca.

• Hasta 55 kg de inmunidad a mascotas.

• IP65 clasificado.

• Disponible en 868MHz o 916MHz.

Detector Exterior de Movimiento, inalámbrico de dos vías, con una cámara CMOS a color y alta calidad y una avanzada tecnología VMD para una verificación visual externa confiable.

En caso de un evento de intrusión, o por solicitud del propietario, el FW2-PIR CAM envía una alerta y transmite una secuencia de imágenes al panel de control CROW Serenity ™ a través de TCP / IP o GPRS a la estación de monitoreo o a su teléfono móvil (a través de CrowCloud Connect ™ aplicación móvil). Además, aloja esas imágenes en un servidor, en caso de que se requiera acceder a ellas a posteriori.

Posee IP65, lo cual lo vuelve apto para exteriores.

Detector doble pir + microondas de exterior + Radar

• Micro radar DRO + 2 tecnologías independientes de detección dual PIR

• Software inteligente de procesamiento de señales multigrado, analiza y procesa completamente todo tipo de falsas alarmas

• Posee un control de chip único CMOS de 8 dígitos con consumo de energía micro

• Diseño impermeable IP65 profesional, adecuado para instalación en exteriores

• Sistema adecuado de doble capa, fuerte inmunidad a la luz

• Análisis digital de inmunidad a mascotas de hasta 25 kg.

• Tecnología anti masking de microondas, disponible para detectar el intento de bloquear el canal MW o PIR

• IP65 clasificado.

• Modos Y/O opcionales, adecuados para diversos tipos de entornos

• Rango de microondas ajustable

• Alta / Baja sensibilidad seleccionable

• Tecnología exclusiva de compensación de temperatura de rango completo

• Fuerte anti interferencia EMI

•  El modo de control opcional

Doble PIR cortina de exterior

• 2 detectores PIR independientes de doble elemento para formar detecciones de 4 zonas.

• Software inteligente de procesamiento de señal multigrado para analizar y
gestionar varios factores para reducir la falsa alarma.

• Diseño profesional resistente al agua, adecuado para instalación en exteriores.

• Sistema de filtrado de doble capa

• Análisis digital de inmunidad a mascotas de hasta 30 kg

• Tecnología infrarroja activa antienmascaramiento

• Alta / Media / Baja sensibilidad opcional

• Tecnología exclusiva de compensación de temperatura de rango completo

• Alarma de audio para evitar intrusiones viciosas

• Rango de detección: 12 m en cada lado, total 24 m

Compartir el post:

×